El pasado día 30 de abril el Ministerio del Interior publicó oficio donde se determinaba que “Los detectives privados no se encuentran excluidos de la posibilidad de circular por las vías públicas para el desarrollo de la actividad profesional, sin perjuicio de acreditar debidamente tal circunstancia en caso de ser requeridos para ello por los agentes de la autoridad, respetando en cualquier desplazamiento las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias».

El artículo 10 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se decretó el estado de alarma no suspende el desarrollo de la actividad profesional de investigación privada, autorizando el artículo 7 a circular por las vías de uso público para el desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar una prestación profesional y la circulación de sus vehículos particulares.

Esta comunicación coincidió con el levantamiento de las limitaciones de ámbito nacional establecidas en el estado de alarma, mediante el establecimiento de fases de transición a una nueva normalidad y el inicio del proceso de desescalada gradual de las medidas extraordinarias de restricción de la movilidad y del contacto social.

Con la publicación y entrada en vigor de la Orden Ministerial SND/388/2020, de 3 de mayo, por la que se establecen las condiciones para la apertura al público de determinados comercios y servicios, se han adoptado medidas destinadas a flexibilizar determinadas restricciones establecidas tras la declaración del estado de alarma en materia de comercio minorista, hostelería y restauración.

¿Cómo pueden ayudar los servicios de Investigación privada ante esta situación?

Durante el estado de alarma puede darse situaciones y hechos que el cliente necesite acreditar, obteniendo información para aportar a los procedimientos judiciales suspendidos o pendientes de iniciar.

Mediante los servicios de Investigación Privada de VESTIGERE el cliente podrá obtener la información necesaria en casos tales como:

  1. Asuntos familiares:
  • Régimen de custodia y de visitas de menores y las alteraciones de las situaciones económicas de las personas obligadas al pago de pensiones alimenticias y de quienes las reciben como consecuencia económica derivada de la crisis, de conformidad al nuevo procedimiento especial y sumario para la resolución de cuestiones de Familia derivadas de las crisis sanitarias (Real Decreto ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia).
  • La residencia habitual de un tercero en el domicilio familiar
  • La convivencia marital del beneficiario de pensión compensatoria con otra persona.
  1. Realización de actividades incompatibles con lesiones y secuelas sufridas por el investigado.
  2. Verificación de la reapertura de comercios (de interés para el arrendador).
  3. Control preventivo de las medidas que se deben cumplir en los establecimientos, mediante la figura del cliente misterioso.

Nuestros servicios, como regla general, contarán con dos fases de desarrollo:

  • Fase 1. Servicios OSINT: nuestros analistas de inteligencia llevaran a cabo búsquedas en fuentes abiertas encaminada al objeto de la investigación.
  • Fase 2. Investigación de campo: nuestros detectives llevarán a cabo seguimiento y/o gestiones para comprobar la información obtenida en la fase 1 y acreditar el fin de la investigación.

Toda la información quedará reflejada en un informe que podrá ser aportado y ratificado en un eventual procedimiento judicial.

CASO DE ÉXITO.

Antecedentes. El cliente contrató los servicios del despacho para investigar si en el domicilio familiar, asignado a su cónyuge por tener la guardia y custodia de los hijos menores, estaba siendo usado como domicilio habitual de su actual pareja sentimental. Después de comenzar la investigación, confirmatoria de tal situación, se suspendió por la declaración del estado de alarma.  

Servicios prestados.

  • Servicios de inteligencia: nuestros analistas de inteligencia realizaron una búsqueda en fuentes abiertas y comprobaron que la investigada había hecho publicaciones que acreditarían que reside con su actual pareja en el domicilio familiar, también durante el estado de alarma.
  • Servicios de Investigación Privada: nuestros detectives reiniciaron la investigación durante varias jornadas dentro del periodo de estado de alarma, comprobando que la pareja continuaba residiendo en el domicilio familiar.

Resultado. La información obtenida quedo recogida en un informe y el cliente pudo presentarlo en el procedimiento judicial de custodia que tenía abierto.