La profesión del criminólogo en Portugal

Hace unos años escribía sobre la profesión de criminólogo en Portugal. Felizmente el tono que voy a emplear ahora es diferente. Han pasado cinco años y muchas cosas han cambiado para nosotros y nuestra profesión.

Citando al único y eterno Prof. Cândido da Agra “La crítica y la Krisis son inherentes a todo lo proceso de desarrollo individual, institucional, social y científico” (Agra, 2001, p. 1), motivo por el cual podemos (y debemos) criticar conscientemente aquello que queremos que cambie y evolucione. ¡La crítica (y la crisis consecuencia de la crítica) es el combustible que alimenta el cambio y el progreso! Así, a pesar de la crisis que la criminología ha enfrentado, creo que ahora estamos en el camino correcto.

Pero, vámonos al que interesa: ¿qué hace un criminólogo en Portugal hoy en día? Bien… Yo, como criminóloga, soy investigadora, tengo una beca de investigación en un proyecto de I&D que se desarrolla en la Escuela de Criminología de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oporto. Investigo sobre conductas deshonestas en el emprendimiento y como pueden cambiarse para que no se produzcan pérdidas para los socios fundadores ni para los inversores y otros shareholders. El lector debe estar preguntándose: ¿Qué tiene eso que ver con criminología? Permítame decirle que todo (o casi todo) lo que se pueda imaginar, puede conectarse de alguna forma con la criminología, por lo que, sea donde sea, un criminólogo resultará siempre de utilidad. Afortunadamente los empleadores empiezan a darse cuenta de este hecho. El conocimiento más o menos profundizado (dependiendo de la especialización y otras formaciones específicas que el criminólogo pueda poseer) del comportamiento humano, toda su capacitación sobre los agresores, las víctimas, los crímenes, la reacción social, las propias disposiciones locales para una mayor seguridad, sumados al fomento del espíritu crítico hace del criminólogo un “instrumento” polivalente y útil en muchas áreas.

En los últimos años, los criminólogos han visto reconocidos y apreciados sus méritos en la academia, en el ámbito policial, en las instituciones privadas de solidaridad social, en los ayuntamientos, en las asociaciones y servicios de apoyo a las víctimas, en los concursos de empleo público, en múltiples instituciones bancarias, en los centros educativos, en el área de ciberseguridad, entre otros…

Creo que el reconocimiento oficial de la profesión en septiembre de 2019 ha impulsado una nueva era (¡aunque todavía lejos de lo que queremos, caminamos hacia ello!). Así, después del gran esfuerzo e iniciativa, los jóvenes criminólogos portugueses empezamos a encontrar ofertas de empleo que demandan criminólogos (o por lo menos que los aceptan). ¡Me complace conocer cada vez más compañeros que trabajan en sus áreas favoritas dentro de la criminología!

Tenemos criminólogos en los cuerpos policiales, en las policías de proximidad (Polícia de Segurança Pública y Guarda Nacional Republicana) y en las policías de investigación criminal (Polícia Judiciária, Serviço de Estrangeiros e Fronteiras y Autoridade para a Segurança Alimentar e Económica), que demuestran la utilidad de los criminólogos para las policías y también como sus conocimientos de las materias y su capacidad de interpretar la evidencia científica pueden resultar valiosas en esos contextos.

Hay también criminólogos en los servicios de reinserción social, trabajando en la vigilancia electrónica o en los centros tutelares educativos para menores delincuentes. Hay una mayor predisposición en los criminólogos para asumir la denominada práctica basada en evidencia (evidence-based practice) y, por nuestra capacitación, sabemos que no basta con aplicar un programa, sino que debemos también evaluarlo para saber si funciona o no y en que puede ser mejorado. Por eso somos tan importantes y una buena elección para los empleadores.

Además, los criminólogos también están siendo contratados en las asociaciones y servicios de apoyo a las víctimas de delito, realizando intervención psicosocial. Una cuestión importante es que cada criminólogo pueda escoger si prefiere trabajar con los ofensores o con las víctimas. Esa capacidad de elección mejorará su motivación.

Las instituciones privadas de solidaridad social u organizaciones no gubernamentales en diversas áreas también están apostando por los criminólogos en Portugal. Particularmente en las áreas de rehabilitación de toxicómanos, en las que los criminólogos acompañan a los consumidores durante los procesos en las comisiones de disuasión de tóxico dependencia, actuando con la finalidad de reducir los riesgos y minimizar los daños (Ribeiro, 2017). Y también en la labor de apoyo a los ofensores para su reintegración en la sociedad, por ejemplo. Lo mismo se aplica a las áreas de salud sexual y enfermedades sexualmente transmisibles, en las que los criminólogos realizan tareas de sensibilización para reducir los riesgos, y de sensibilización respecto de los fenómenos criminales de lenocinio, prostitución, tráfico de seres humanos y otros. Hay también demanda de criminólogos en las áreas de investigación de los fenómenos de radicalización y prevención del terrorismo, investigación y en el ámbito de la reforma de la justicia penal.

Otro hecho importante y muy interesante es que existe un ámbito de actuación creciente en las escuelas, donde los criminólogos participan en la educación, pero también en los servicios de apoyo a las familias en los que, junto con psicólogos y asistentes sociales, se centran en la intervención relacionada con otros factores (como por ejemplo los factores comunitarios) que pueden impactar en las trayectorias antisociales (Dos Santos, 2020). Algunos datos disponibles sobre un programa de esto tipo en Portugal, donde participan e incluso dirigen criminólogos. muestran que hubo un 57% de reducción de grados negativos (Teach For Portugal, 2021), contribuyendo la actuación de los criminólogos en la reducción de desigualdades sociales y el mantenimiento de los menores en la escuela.

Relativamente a las instituciones bancarias, están creciendo las ofertas que admiten criminólogos también, concretamente en las áreas de compliance y criminalidad financiera, financiación del terrorismo, blanqueamiento, lavado de dinero, etc. Es una tarea muy atractiva también, siendo un gran avance que ahora se acepten criminólogos donde tradicionalmente solo se admitían economistas.

Finalmente, existe también crecientes oportunidades en el área de la ciberdelincuencia. A pesar que la criminología no prepare para la vertiente técnica de combate a la cibercriminalidad y no nos dote de competencia informática, nos proporciona pensamiento crítico, capacidad para priorizar las tareas, realizar análisis de datos y orientarnos hacia el detalle. Lo que son cualidades positivas para cualquier área de empleo. Si a ello se le añade formación técnica en el área informática, el criminólogo se convierte en un valor seguro.

Me complace constatar que la visibilidad de la criminología y el papel del criminólogo empiezan a ganar fuerza en Portugal y a penetrar las áreas más variadas de la sociedad. Todavía me alegraría más si todos nosotros estuviéramos trabajando en el área, pero mantengo la esperanza de que han de venir días mejores. Creo que vamos por el buen camino, pisando terreno firme y que estamos ganando terreno. Debemos estar, más que nunca, motivados y con ganas de conquistar nuestro espacio en la sociedad nacional e internacional, ¡elevando la Criminología a un nivel de excelencia!

Referencias

  • Agra, C. (2001). Elementos para uma epistemologia da criminologia. Estudos em comemoração dos cinco anos (1995-2000) da Faculdade de Direito da Universidade do Porto. https://repositorio-aberto.up.pt/bitstream/10216/23933/2/49898.pdf (acedido dia 16/11/2021).
  • Dos Santos, T. (2020). Estrutura e processos comunitários: suas influências nas trajetórias desenvolvimentais (Estado da arte). Revista brasileira de ciências criminais, (166), 411-460.
  • Ribeiro, M. (2017). Drogas e redução de danos: Direitos das pessoas que usam drogas. São Paulo: Saraiva Educação SA.
  • Teach for Portugal (2021). Resultados de impacto Teach For Portugal: Ano letivo 2020/2021. https://teachforportugalassocia.app.box.com/s/awzlc9vteerzs9htjy3mvnd8oyzjf7tu (acedido 21/11/2021).

Redactado por: Dra. Ângela Peixoto 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN REDES

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp