¿Se puede recuperar el derecho de uso de la vivienda familiar?

La Sentencia 641/2018, de 20 de noviembre del Tribunal Supremo determinó de manera revolucionaria que si el cónyuge titular del derecho al uso de la vivienda familiar rehace su vida sentimental y una tercera persona comienza a residir en el domicilio, perderá- junto a los hijos menores- ese derecho.

¿Se puede recuperar el derecho de uso de la vivienda familiar?

En este contexto, se recuerda que la vivienda familiar es aquella donde los cónyuges por su voluntad propia la fijan como su residencia personal y familiar, en ella cumplen su deber de convivencia, de atención a los descendientes y comparten las responsabilidades domésticas.

En caso de que, tras el divorcio, un tercero entre a vivir en el domicilio familiar, el cónyuge no titular del derecho de uso de la vivienda podrá instar a través del correspondiente juzgado la modificación de las medidas adoptadas.

Teniendo en cuenta el grave perjuicio económico que puede suponer al propietario el hecho de no poder hacer uso de la vivienda, este tendrá la oportunidad de recobrar el derecho al uso, siempre y cuando se acredite ante el Juez que las circunstancias han cambiado.

Por tanto, el cónyuge no titular tendrá la carga de la prueba (art. 217 de la LEC) a la hora de demostrar ante el Juez que en el domicilio familiar está residiendo un tercero.

¿Cómo pueden ayudar los servicios de VESTIGERE a recuperar el derecho al uso de la vivienda familiar?

Los servicios de Inteligencia e Investigación Privada serán de gran ayuda al cónyuge titular de la vivienda a la hora de acreditar ante el Juzgado que se ha producido un cambio en las circunstancias.

Para ello, VESTIGERE puede elaborar informes de carácter probatorio que contienen la información necesaria para que se produzca la modificación de las medidas y el cónyuge no titular pueda recuperar el uso de la vivienda.

Nuestros servicios se centran en dos fases principalmente:

  • Servicios de Inteligencia a través de la búsqueda en fuentes abiertas (OSINT), obteniendo información relativa a la nueva situación sentimental del cónyuge titular del derecho.
  • Investigación Privada: nuestros Detectives constaran los datos obtenidos en la primera fase a través de la investigación de campo (seguimientos, gestiones telefónicas…).

Casos de éxito

Un cliente acude al despacho porque sospecha que su exmujer, quien tiene atribuido el uso de la vivienda familiar, tiene una relación sentimental con un tercero que puede estar residiendo en la vivienda. A su vez, quiere iniciar el trámite de modificación de medidas para poder recuperar el uso de su propiedad.

A través de los servicios OSINT y la investigación de campo se detectó que la ex mujer de nuestro cliente y su actual pareja convivían en el domicilio familiar juntos con los hijos del matrimonio.

Finalmente, con la presentación del informe de nuestros servicios, el cliente pudo acreditar ante el Juzgado que las circunstancias familiares se habían alterado y, por tanto, se modificaron las medidas respecto al uso de la vivienda familiar.

Conclusión

Estamos seguros de que los Servicios de Inteligencia e Investigación Privada pueden ser de gran utilidad para aquellas personas que se ven afectados por este tipo de medidas judiciales. Siendo nuestro informe, una prueba concluyente para el procedimiento.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN REDES

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp