¿Y si toda su información privada fuese conocida por otros?

Los barridos electrónicos o barridos de Contramedidas de Vigilancia Técnica, TSCM por sus siglas en inglés, nacen de la necesidad de verificar la seguridad de la información ya bien sea a nivel profesional, institucional o particular y evitar así la obtención de información de manera encubierta.

Los perpetradores de dicho espionaje pueden ser personas que quieran lucrarse con esa información, competidores o gobiernos extranjeros incluso; pudiendo tener finalidades tan distintas como laborales, personales, de sabotaje, de difamación, de amenaza o para conseguir una ventaja competitiva.

De igual forma que cualquiera puede acometer contra la intimidad, cualquier persona o empresa podría sufrir las consecuencias. De hecho, puede pensar que un barrido electrónico de su hogar o negocio podría no ser importante por su nivel de empresa. Pero hágase estas preguntas:

  • ¿Y si aquellos a quienes más temes supieran todas tus conversaciones privadas?
  • ¿O si sus competidores pudieran acceder a su información más confidencial y adelantarse a proyectos futuros, ventas o adquisiciones?
  • ¿Qué pasaría si su cónyuge está interceptando sus conversaciones con amigos y familiares?
  • ¿O si se encuentra inmerso en una licitación internacional y se enfrenta a empresas apoyadas por gobiernos extranjeros que tratarán de conseguir el éxito?
  • ¿Qué sucedería si su automóvil estuviera monitorizado a través de un rastreador GPS no autorizado?

¿Es ilegal la instalación de micrófonos ocultos?

Sí. En España, la vulneración de la privacidad se castiga con hasta cuatro años de prisión y multa de doce a veinticuatro meses, siendo indiferente el medio utilizado. Así lo recoge el articulo 197.1 del Código Penal que dice:

“El que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales, intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses.”

¿Qué es un barrido electrónico?

Es un servicio técnico altamente especializado que implica un análisis técnico profundo en materia de seguridad y contraespionaje, dentro de instalaciones de todo tipo como en empresas, hoteles, instituciones públicas, salas de reuniones, despachos, vehículos y en viviendas particulares, etc.

Dicho trabajo debe involucrar especialistas en contramedidas que auditen la seguridad técnica de la instalación y procedan a realizar el barrido con la máxima confidencialidad. Los especialistas realizarán análisis de radiofrecuencia, análisis telefónico de líneas y teléfonos, análisis de la línea eléctrica, análisis de luz no visible y una inspección visual entre otras pruebas para detectar todo tipo de dispositivos de espionaje electrónico tales como micrófonos ocultos,  grabadoras de voz,  cámaras ocultas,  balizas de localización GPS, etc.

Para ello el personal técnico debe centrar con tecnología de vanguardia capaz de detectar micrófonos ocultos tanto si están emitiendo, como si están apagados o si se encuentran desconectados.

Por ello consideramos que el barrido electrónico, también es una herramienta preventiva que puede garantizar su confidencialidad y la de su empresa.

¿Cómo le puede ayudar Vestigere?

Si necesita conocer si tiene dispositivos de escucha, si le han intervenido el teléfono o existen cámaras ocultas a su alrededor y, en caso afirmativo, eliminarlos, póngase en contacto con nosotros.

Para llevar a cabo el trabajo se seguirán las siguientes fases:

  • En primer lugar realizaremos una inspección ambiental, telefónica y eléctrica mediante equipamiento técnico.
  • En segundo lugar realizaremos una búsqueda física, revisando y desmontando todos los lugares susceptibles de ocultar algún dispositivo de escucha/video para la detección de posibles evidencias de instalaciones anteriores.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN REDES

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp